Slider

SETMANA DE PREGÀRIA A ARBÚCIES

29 d’oct. 2015

Testimoni: Ana María Villarrubia - Trobada de la RCCeE 2015 a Madrid

Hace muchos años que el Señor nos permite ir a los Encuentros Nacionales de Madrid; en todos ellos siempre vamos con alegría y esperanza al saber que vamos a tener un encuentro con El y con todos los hermanos; también nuestra alegría es grande porque vamos con nuestras hijas y nuestros nietos.

Este año íbamos todos  invitados a una boda, la de Cana, y si normalmente en las bodas siempre se sale contento, esta vez la boda ha sido un éxito, estaba Jesús su Madre y sus discípulos.

El maestro de ceremonias y predicador ha sido un padre de familia, venido desde Colombia llamado Andrés Arango, padre de dos niñas de 3 a 5 años. Un hombre de Dios y viviendo para Dios.

El lema del encuentro era “  HACED LO QUE EL OS DIGA “ ; su primera pregunta fue que respondiéramos que quien era Jesús para cada uno de nosotros.. Esto que parece algo tan fácil, lo desarrollo de una manera tan intima y profunda, que fue un gozo descubrir como Jesús es el hombre que vino a decirnos como nos tenemos que amar; que Jesús es ciento por ciento hombre, y ciento por ciento Dios; que tenemos que ser como El; tenemos que obrar como obro El,  y que nuestra vida tiene que ser un reflejo de su persona.

Poco a poco empezó a crearse un clima de amor y ternura que te iba invadiendo, como si el cielo se abriera  y empezara a llover sobre nosotros su misericordia.

Esto, en la medida que iban desarrollándose las enseñanzas, nuestro corazón se iba dilatando, toda la asamblea era un clamor de cantos en lenguas. Alabanzas, aplausos, algo extraordinario.

Me ha impactado mucho el hecho de que nos dijera que teníamos que dejarnos sorprender por el Espíritu, que no teníamos que ir con la mentalidad de que ya lo sabíamos todo y haciéndolo todo con una rutina, sin dejar  espacio a las sorpresas que el Espíritu nos quiere dar.

Tenemos que hacer siempre lo que El nos diga, creer en el sin ningún tipo de duda, renovar nuestro amor continuamente, acordarnos del día en que El salio a nuestro encuentro, y no olvidarnos de que Dios es Amor y que pase lo que pase El siempre nos ama.

Puedo deciros que salí  de este Encuentro, con un amor tan profundo, una alegría tan íntima y unas ganas enormes de decir a todos, que sin el amor de Dios no somos nada, y que lo más hermoso de la vida es saber con seguridad que El nos ama.

 Ana Maria Villarrubia

Cap comentari :

Publica un comentari a l'entrada